La Gran Vetusta Sidrería Restaurante

Plaza Porlier, 5
JUNTO A LA PLAZA DE LA CATEDRAL DE OVIEDO

Oviedo | Asturias | España | Europa

Descargue nuestra app:
disponible-app-store-250x087 disponible-google-play-250x087

La Gran Vetusta donde la sidra y la comida se funden en una tradición.

La Gran VetustaTercer clasificado en categoría CACHOPOS
III Campeonato Regional de Cachopos y cachopinos de Asturias
24 de mayo de 2016

NO LO DUDES Y PRUÉBALO, PORQUE TU ERES EL JUEZ QUE MÁS NOS INTERESA

La sidrería La Gran Vetusta (Oviedo, en palabras de Clarín) es un restaurante tranquilo y acogedor,
de ambiente rústico, situado en el casco antiguo de Oviedo, a dos pasos de la Catedral.

Cachopo del Goxieru
Este cachopo recibe su nombre en honor de mi abuelo Orlando, con ese cariñoso mote eran conocidos él y sus 16 hermanos. Aunque nos dejaste hace años, yo sigo acordándome de ti. Dicen que los abuelos son magos que crean recuerdos maravillosos para sus nietos... yo si los junto todos te puedo ver a ti.

Gracias por todo lo que me enseñaste...

Ivan Villar

La Gran Vetusta está llamada a ser uno de los establecimientos emblemáticos de la hostelería ovetense por su ambiente tradicional, su mimada cocina y su privilegiada ubicación en zona peatonal en pleno caso antiguo.

Galería fotográfica
Pulse sobre cada imagen para ver esa galería de fotos a tamaño grande

Por favor, déjenos su valoración:

  • 4.4/5
  • 9 Valoraciones
9 ValoracionesX
MalaRegularBuenaMuy buenaExcelente
0%0%22.2%11.1%66.7%

Su terraza añade la posibilidad de saborear los mejores productos asturianos al aire libre
en uno de los rincones más pintorescos de la ciudad.

Vídeos

Cuenta con una zona de sidrería donde disfrutar con amigos de momentos únicos,
y un salón para deleitarse con las especialidades que se cuecen en sus fogones.

Visitas virtuales de 360°

Abre una nueva página a pantalla completa

Sidrería VR 1   Sidrería VR 2   Sidrería VR 3   Restaurante VR 1   Restaurante VR 1

Mapa de situación
Ubicación exacta
Visitas virtuales
Street View: La Gran Vetusta Restaurante Sidrería. Oviedo (Asturias)
Sobre Vetusta
Vetusta

Vetusta es el nombre ficticio de la ciudad española donde se desarrolla la trama de la novela La Regenta (1884), de Leopoldo Alas (Clarín). Es un trasunto evidente de la ciudad de Oviedo, recreada como un microcosmos donde el escritor desnuda y analiza a más de ciento cincuenta personajes.

«La heroica ciudad dormía la siesta. El viento sur, caliente y perezoso empujaba las nubes blanquecinas que se rasgaban al correr hacia el norte. En las calles no había más ruido que el rumor estridente de los remolinos de polvo, trapos, pajas y papeles, que iban de arroyo en arroyo, de acera en acera, de esquina en esquina, revolando y persiguiéndose, como mariposas que se buscan y huyen y que el aire envuelve en sus pliegues invisibles...()...Vetusta, la muy noble y leal ciudad, corte en lejano siglo, hacía digestión del cocido y de la olla podrida, y descansaba oyendo entre sueños el monótono y familiar zumbido de la campana del coro, que retumbaba en lo alto de la esbelta torre en la Santa basílica.»

La Regenta, Leopoldo Alas, Clarín.

Origen del nombre

Recreación literaria de Oviedo, «la muy noble y leal ciudad, corte en lejano siglo», capital del Principado de Asturias en la que Clarín lo hizo todo menos nacer, el nombre de Vetusta se convirtió desde el momento de la publicación de La Regenta en el nombre secreto, burlesco e irreverente de la ciudad asturiana. En castellano, «vetusta» significa 'vieja, anticuada' —y aquí, por extensión, conservadora—, Otro dato es el nombre latino de la ciudad, Ovetum.

Parece claro que el origen literario del topónimo fue anterior a la redacción de la novela, pues como tal aparece en El diablo en semana santa, relato breve en uno de cuyos pasajes puede leerse cómo se acerca el diablo a «la ciudad vetusta», «una ciudad muy antigua, triste y vieja, pero no exenta de aires señoriales y de elegancia majestuosa».

En ese escenario, del que Clarín fue vecino la mayor parte de su vida, transformado en materia novelable, matan el tiempo sus habitantes entregados a la hipocresía y la falsa religiosidad, la represión y los convencionalismos. En ese marco se encuentran y se enfrentan como diminutas víctimas sus personajes protagonistas: el femenino, Ana Ozores, y su no menos trágico partenaire, Fermín de Pas.